10 cuidados básicos de un reloj

Hay relojes que, por sus características técnicas, son capaces de acompañarnos durante toda la vida, marcando la hora en el día a día, pero también en los momentos más especiales. Para garantizar una vida duradera de nuestros relojes con el fin de que sigan luciendo espléndidos en nuestra muñeca por muchos años más, debemos seguir una serie de consejos con cuidados básicos para un reloj.

1. Evita llevar un reloj junto a pulseras o brazaletes metálicos que puedan rayar el reloj o afectar al brillo del mismo.

2. Cepilla periódicamente de forma suave tanto la caja con la corona bien cerrada como el brazalete. Puedes utilizar una sencilla solución de agua y jabón, aclararla a continuación con agua, y secarlo con un tejido suave. De esta manera, conservarás a la perfección el brillo y las características estéticas del reloj. En caso de correas de piel, evita que entren en contacto con agua, con sustancias grasas o con cosméticos así como una exposición muy prolongada al sol para evitar el desgaste o la pérdida de color.

3. Realiza los cambios de pila de los relojes con movimiento de cuarzo en centros oficiales con servicio de post ventas. De esta manera, los técnicos especialistas sustituirán las juntas de origen.

4. No dejes puesta una pila gastada en el interior del reloj. Recuerda que la oxidación de los componentes de la batería puede llegar a estropear los circuitos de la maquinaria del reloj.

5. Evita someter los relojes a temperaturas extremas y a cambios bruscos.

Consejos para cuidar un reloj

6. Intenta mantener tu reloj fuera del alcance de fuentes magnéticas, ya que estos pueden influir en el movimiento del reloj.

7. No duermas con el reloj puesto. Así evitarás un desgaste innecesario del brazalete.

8. Evita someter al reloj a las vibraciones que puede sufrir practicando deportes como el tenis.

9. Tras bañarte con tu reloj en el mar o en una piscina, límpialo con un trapo con agua dulce para retirar restos de sal o del cloro.

10. Realiza controles periódicos para comprobar la hermeticidad de tu reloj cada dos años, o cada año si practicas deportes en contacto con el agua.

Cómo cuidar un reloj

En caso de necesitar un servicio técnico para reparar o poner a punto tu reloj, recuerda que en Tarín Joyeros tenemos un servicio que cuenta con tecnología de vanguardia y maquinaria especializada para garantizar el servicio de post venta adecuado de los relojes de las firmas que representamos. Nuestros técnicos expertos en relojería realizarán todo el proceso de diagnóstico, mantenimiento y reparación con respuestos originales, revisando por completo los mecanismos, cajas y brazaletes de una forma meticulosa y profesional para conseguir su acabado original y unos niveles de calidad y fiabilidad adecuados a las especificaciones funcionales originales de cada modelo.