Tudor Heritage Black Bay Bronze, un reloj que reúne tradición y modernidad

La familia Heritage crece con la llegada del nuevo Heritage Black Bay Bronze, un reloj de submarinismo de 43 mm de diámetro inspirado en la historia de la marca tal y como puede verse tanto en las líneas generales de diseño como en el cristal y la esfera abombados, haciendo referencia de esta manera a los primeros relojes de submarinismo de Tudor.

Tudor Heritage Black

 

En este sentido, la corona, denominada Big Crown, es idéntica a la de la referencia 7924 de 1958. Además, las agujas, conocidas con el nombre de ‘snowflakes’, poseen una forma angulosa muy característica proveniente de los relojes que fueron entregados a la Marina francesa en los años 70.

Tudor Heritage Black Bay Bronze

También llama poderosamente la atención la impresionante caja diseñada con una aleación de aluminio y bronce con acabado pulido de 43 mm de diámetro con una cuidada estética inspirada en el bronce de los barcos antiguos o de los equipos de buceo.

Heritage Black Bay Bronze

El nuevo Heritage Black Bay Bronze cuenta con un movimiento MT5601 de manufactura TUDOR  diseñada de forma específica para este modelo tiene un diámetro algo más grande e indicación de horas, minutos y segundos. Un calibre de alto rendimiento, una asombrosa precisión y una probada resitencia con una reserva de marcha de 70 horas que nos asegura que el reloh tendrá cuerda cuando nos lo volvamos a poner pasadas unas horas.

Heritage Black Bay Bronze

Respecto a la correa, el Heritage Black Bay Bronze cuenta con una correa de tejido jacquard en beige y marrón, aunque el reloj también viene acompañado de una correa de cuero envejecida. Sin duda, un reloj atractivo funcional que reúne tradición y futuro de esta célebre casa relojera.

Heritage Black Bay Bronze

The Heritage Black bay family is growing with the arrival of the new Heritage Black Bay Bronze, a 43 mm diver’s watch inspired by the brand’s history and fitted with a mechanical movement developed and produced in house by Tudor.