Porque madre sólo hay una

dia de la madre regalos tarin joyeros

Llega uno de esos días realmente bonitos del año. Ese día que celebramos a nuestras madres, que nos guardamos para pensar en ellas y en todo lo que nos han dado… Porque ellas están todos y cada uno de los días del año por sus hijos, el dia de la madre es el momento perfecto para expresar todo ese agradecimiento. Y aunque seguro que las manualidades de los más peques les harán mucha ilusión, hemos preparado una selección de regalos para hacerlas sonreir.

Regalos para el dia de la madre

Perlas y oro rosa, y piezas muy luminosas, son nuestras elegidas para el día de la madre. Joyas clásicas pero con un toque actual, perfectas para lucir todos los días. Las sortijas de bolitas de oro con diamantes negros con las pulseras a juego son muy cómodas de llevar, ¡seguro que no se las quitan! Son perfectas para combinar con los pendientes de doble perla australiana y tahity. Lo mejor de estos pendientes es que en Tarín podemos personalizarlos y realizarlos en el tamaño y color que elijas.

Si estás pensando en algo de color, también le encantará el colgante de rubí masivo natural. Es un collar único, como una madre, ¡no hay dos iguales! En oro rosa la pulsera con mini turmalina verde y seis diamantes también es un regalo ideal. Y no nos podemos olvidar de nuestros tréboles, a nosotros nos encantan los pendientes con zafiros azules (aunque están disponibles en más colores y diferentes tamaños), y la sortija a juego en oro rosa con diamantes.

Para completar el look te proponemos unas prendas básicas pero con un twist. Los pantalones de cintura media y pernera recta son de Vince y el top de color naranja vibrante de Tibi. Un jersey (por si refesca, claro) con mensaje, de Lingua Franca, y unas sandalias de plataforma con lentejuelas (que también tú querrás ponerte) de Miumiu ¡100% tendencia y 100% comodidad!

Brillos también en el bolso dorado de YSL, que le enamorará tanto como a nosotros. Ponle un toque divertido con el pin de Pintrill, y deja claro tu mensaje con el cojín de Alexandra Ferguson: Porque es la mejor madre del mundo.